26 ene. 2010

RECETA PARA DOS

ROSANA HERNÁNDEZ PASQUIER*


Diríjase al huerto,
corte cuidadosamente
unos brotes de albahaca blanca.

En un mortero,
pise ajos, pimienta negra,
sal, mantequilla y la albahaca
hasta hacer una pasta
olorosa a mercado.
Retire la piel a su pollo,
observe la extraña belleza de su carne;
suave, tierna, rosada;
rosado crepúsculo de abril.

Unja toda la carne,
únjala por favor,
perfúmela toda.
Recuerde para esto
las artes amatorias de Ovidio.

Encienda el horno
y no permita que el fuego
y el calor
le distraigan.



* Poeta, editora y publicista venezolana.


2 comentarios:

  1. Tenía mucho tiempo sin visitarte y me encuentro con esta sorpresa.
    Leí este poema en alguna oportunidad y me pareció maravilloso, pero no vi el nombre de la autora, en ese momento, por lo que no lo pude conseguir después; y me lo vengo a conseguir aquí.
    Muchas gracias por compartir este texto.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nyna, me alegra haber contribuido a este hallazgo. Abrazo.

    ResponderEliminar